Conózcanos

¿Quién iba a pensar que un artículo de un boletín digital encendería la chispa de la curiosidad y terminaría convirtiéndose en una empresa?

Así como lo leen, a finales del 2004 recibimos un correo electrónico con un artículo que hablaba sobre la posibilidad de fabricar nuestro propio combustible a partir de aceites vegetales. En ese momento nos pareció super interesante la idea y venía una especie de receta con las instrucciones para tratar de hacer el biodiesel de forma casera.

Nos pusimos manos a la obra y realizamos las primeras pruebas utilizando 1 galón de aceite para cocinar que compramos en el supermercado. 

 

Este primer galón de biodiesel lo probamos en un motor Mercedes Benz de autobus que estaba en un banco listo para un over haul. A pesar de que el motor estaba en muy mal estado funcionó a la perfección con el biodiesel.

Continuamos con la fabricación de más biodiesel para seguir analizando el comportamiento del biocombustible en el motor. Hasta que finalmente realizamos pruebas en un autobus. La clave, le sacamos todo el diesel, se llenó con 100% biodiesel y no le comentamos nada al chofer sobre el cambio de combustible. El fue con el autobus y realizó su recorrido tradicional sin notar ningún cambio. 

Continuamos produciendo el biodiesel de forma artesanal y poco a poco se fue gestando el plan de negocio, que fue presentado a 20 entidades financieras, a quienes les parecía muy innovadora la idea pero como en ese momento no existían iniciativas similares no se animaron a financiarnos. Hasta que la entidad #21 nos dijo que sí. 

Con esta buena noticia empezamos a buscar lugares para instalarlos y fue en Ochomogo donde encontramos las condiciones indicadas para hacer el desarrollo de la empresa. Alquilamos una bodega y empezamos instalar los equipos hasta que el 21 de setiembre de 2006 pusimos todo a funcionar fabricando nuestro primer lote de biodiesel a nivel industrial. 

A lo largo de estos años hemos investigado muchísimo lo que nos ha permitido mejorar nuestro proceso productivo constantemente y entrar en una fase de diversificación en la que hemos logrado aprovechar el aceite usado de cocina para fabricar una amplia gama de productos para distintos sectores económicos. 

Nuestro objetivo es seguir trabajando para poder ofrecerles más y mejores productos que nos permitan realizar nuestras labores de forma sencilla, rápida y eficaz a la vez que cuidamos del ambiente.

Misión

Ofrecer alternativas de productos amigables con el ambiente utilizando recursos naturales y reciclando residuos contaminantes, con la finalidad de proteger el hábitat y reducir el nivel de contaminación existente, además, de ofrecer al sector agropecuario nacional, opciones de cultivo que rentabilicen sus recursos y que eviten la salida de divisas del país.

Visión

Ser líderes en la generación de productos derivados de aceites vegetales propiciando proyectos de investigación y desarrollo e implementando soluciones creativas e innovadoras que conduzcan a la protección del ambiente y que ofrezcan una vida cómoda, saludable y agradable ca los costarricenses.

©2019 por Energías Biodegradables de Costa Rica. Creada con Wix.com