Captura de CO2: ¿La Solución al Calentamiento Global?

Actualizado: 25 jul

Víctor Quirós Sáenz


La captura y almacenamiento de CO2 o CCS por sus siglas en inglés, es una colección de técnicas que tienen como propósito capturar el CO2 producido por la industria y la generación de energía antes que sea liberado a la atmósfera y posteriormente almacenarlo de manera segura y permanente bajo tierra[1] a una profundidad de 1 kilómetro o más. Los sitios potenciales para la inyección del gas son lechos marinos y yacimientos de gas y petróleo agotados.[2]


Este proceso de captura y almacenamiento permite atrapar hasta el 90% de las emisiones de CO2 producidas por la industria.





¿Cómo funciona?


La técnica opera mediante tres pasos:

  1. Captura de CO2: El CO2 es separado de los demás gases producidos por industrias.

  2. Transporte: Se comprime el CO2 y se transporta por tubería, tierra o barco hasta el sitio donde se va a almacenar.

  3. Almacenamiento: Se inyecta el CO2 en lechos de roca porosa bajo la superficie del suelo de forma permanente.

Hacé clic en el botón para ver un video con la explicación del método de captura y almacenamiento de CO2.

Según el Instituto Global para la Captura y Almacenamiento de CO2 (GICCS) en el año 2019 habían 59 sitios en el mundo equipados para realizar este proceso, de los cuales 19 están en operación.

Las primeras plantas de este tipo entraron en operación en 1972 en Texas donde se capturaba el CO2 generado por la extracción de gas natural. En este lugar se capturaron y almacenaron bajo tierra más de 200 millones de toneladas de CO2.


Actualmente el lugar más activo donde se realiza la CCS es el proyecto Sleipner en Noruega que opera desde 1996 y hasta el momento ha capturado y almacenado cerca de 1 millón de toneladas de CO2 anuales en el Mar del Norte.


Entre todas las plantas que estás en operación a nivel mundial se tiene la capacidad para capturar y almacenar 40 millones de toneladas anuales de CO2.[3]


¿Hay algo más que se pueda hacer con el CO2 además de capturarlo y almacenarlo?


El CO2 es utilizado en procesos industriales y la Agencia Internacional de Energía estima que en la actualidad el consumo anual por parte de la industria es de 230 millones de toneladas, de las cuales 125 millones de toneladas se usan para fabricación de fertilizantes y 70-80 millones en la optimización del proceso de extracción de petróleo.


Además, el CO2 capturado se puede utilizar para producir solventes, curar concreto, en el cultivo de algas, en procesos de descafeinado, para limpieza en seco y refrigeración.


Otro método utilizado para capturar CO2 es la captura directa del aire o DAC. Existen proyectos piloto en operación que capturan el CO2 de esta manera, sin embargo su costo de operación es muy elevado.


¿Sabías que el CO2 puede ser capturado y almacenado bajo tierra? ¿Qué otra aplicación conocés en la que se aproveche el CO2?


Fuentes:

[1] https://www.norskpetroleum.no/en/environment-and-technology/carbon-capture-and-storage/ [2] https://www.nationalgrid.com/stories/energy-explained/what-is-ccs-how-does-it-work [3] https://www.iea.org/reports/about-ccus





38 visualizaciones0 comentarios